www.chalter.es

Home » Galvanizados » CONSEJOS
A+ R A-

CONSEJOS PARA EL GALVANIZADO

imagen02

Por las características del galvanizado en caliente, creemos interesante informarle de algunos defectos que pueden aparecer en sus materiales una vez galvanizados y como evitarlos.

Nos podemos encontrar los siguientes defectos:

 

Deformaciones y rotura de soldaduras:

 

Cuando en una misma construcción combinamos materiales de diferentes espesores podemos provocar una deformación. No olvidemos que el galvanizado se produce a 450ºC y que el hierro tendrá diferentes velocidades de calentamiento y enfriamiento en función de su espesor o fabricación.

 

 

 

Esto provocará tensiones en la pieza, si no se prevé en el diseño, que pueden ocasionar los defectos que ilustramos en las fotografías.


Sobretodo si la soldadura es poco consistente, puede suceder como en la foto de la izquierda, que la tensión liberada y la temperatura han provocado su rotura.

 

 

 

Exceso de Zinc (el efecto Sandelin):

En la foto podemos ver dos estructuras iguales con acabados muy distintos. Este defecto se debe a la composición química del hierro. Por eso es importanteque solicite a su proveedor un material adecuado para galvanizar y que, en caso de grandes partidas, haga una prueba de calidad del hierro para comprobar su aspecto final.

 

Desgraciadamente nos encontramos más veces de las que deseamos con construcciones donde se ha usado un pasamanos o un tubo recuperado de otra partida. Aunque antes de galvanizar el aspecto pueda ser similar a la vista, el resultado final puede ser muy diferente y estropear el aspecto de la pieza o estructura galvanizada.

 

 

 

 

 

 

Cuando el hierro tiene un contenido en Silicio entre 0,004% y 0,12% y también por encima del 0,25%, se produce un crecimiento inevitable de la aleación Zinc-Hierro (Efecto Sandelin) formando recubrimientos de superficie rugosa y aspecto gris oscuro.


El Fósforo también provoca exceso de reactividad Zinc-Hierro.

 

 

 

 

  

 

 

La composición recomendada del acero es la siguiente:
Carbono < 0,30% ; Silicio < 0,30% ; Fósforo < 0,50% ; Silicio + 2,5 x Fósforo < 0,090%

Defectos por deficiente evacuación de líquidos:

 

 

 

 Esta foto ilustra como la deficiente evacuación del Zinc provoca una acumulación en los "rincones ciegos" de la pieza. Para evitar este problema hay que practicar los orificios suficientes o dejar huecos por donde el Zinc pueda fluir libremente cuando salga la pieza del baño.

 


 

 

 

 

 

 

Pero la falta de orificios también puede provocar el efecto contrario. En este caso ni los líquidos de preparación, ni el Zinc fundido pueden llegar hasta la cámara de aire que se produce al introducir esta pieza en las sucesivas cubas. Como se puede ver, este espacio quedará sin galvanizar.

 

 

 

 

 

Este problema se acrecienta en estructuras tubulares o depósitos, si no facilitamos  el flujo de Zinc por el interior incluso la pieza puede flotar, siendo imposible su galvanización. El Zinc fundido tiene una densidad de 7,2 , por ello le solicitamos que tenga en cuenta en el diseño los orificios necesarios para la entrada y salida de líquidos.

 

 

 

También podemos tener un problema de salpicaduras cuando superpongamos piezas. Si la soldadura no sella herméticamente el minúsculo espacio que queda entre ambas piezas, el ácido del decapado quedará retenido en este pequeño espacio. Al sumergir la pieza en la cuba de Zinc, las altas temperaturas provocaran la salida explosiva de este ácido, salpicando las zonas colindantes.

 

 

 

 

Otros defectos:

 

 

 

 

En este deployé tenemos un defecto típico de difícil solución. Está "tela" de Zinc solo puede ser retirada de forma manual, con el consiguiente coste de mano de obra que comporta.

 

 

 

 

 

 

Hemos querido hacer un breve resumen de los defectos más habituales, si necesita información complementaria no dude en usar nuestro formulario de contacto.